Guía del fast food valluno para celebrar el aniversario de Cali

Guía callejera del fast food valluno para ceebrar el aniversario de Cali
¡Mirá vé! Hoy lunes 25 de julio es el 486 aniversario de la fundación de nuestra Sucursal del Cielo. Y qué mejor manera de celebrarlo que salir a nuestras calles a recordar la mezcla de culturas que somos,  saboreando lo más característico de la comida rápida popular y tradicional valluna con este pequeño índice que hemos preparado para vos.
Si sos nuevo en nuestra ciudad o la conocés poco aún, esta selección de lugares te será útil. Para que, en tu recorrido turístico o de negocios por nuestra capital del Valle, aprovechés la oportunidad de probar, mecatear y maravillarte en estos establecimientos típicos de Cali que estamos seguros te gustarán (algunos conocidos y otros no tanto).
En algunos casos, te decimos además qué es lo que no te podés perder en ciertas vías para que ensayés también la mejor comida callejera de Cali, en un tour sólo apto para aventureros boquisabrosos.
Hemos clasificado estas recomendaciones por sectores de la ciudad, para que dependiendo de dónde te encontrés o hacia dónde te desplacés, consultés los enlaces abajo activados que te interesen, y así vayás enterado no sólo de lo que podés encontrar en la zona sino que también conozcás las distancias respecto a nuestros Hoteles Spiwak.
Haz click en las direcciones señaladas para navegar en las rutas de llegada y sepás exactamente dónde comer en Cali.
En el norte de Cali
En el barrio Granada
En el barrio El Peñón
En el barrio San Antonio
En el barrio La Alameda
En las Canchas Panamericanas
Marranitas de La Estación del Trigo
https://www.facebook.com/laestacion.antojosvallunos/
Marranitas de La Estación del Trigo
Parque del Chontaduro
https://www.bienestarcolsanitas.com
Parque del Chontaduro
Pandebonitos
https://k-listo.com
Pandebonos
Tostadas de Niko
https://www.facebook.com/Empanadas-de-NIKO-280456499430546/
Tostadas vallunas
Manjar del Valle
https://www.manjardelvallecali.com/
Manjar del Valle

En el norte de Cali

La Estación del Trigo (Calle 47n #4bn-18): es el sitio por excelencia para tardear con amigos y ordenar las espectaculares frituras vallunas que le han convertido en un punto de referencia famoso. Sus deliciosas marranitas, aborrajados, papas rellenas y empanadas se fríen al momento y quedan buenísimas con cerveza Poker, la marca local de nuestra ciudad. Pero te recomendamos pedir también un frito imperdible en el menú de esta panadería: su magnífico pastel de yuca, un rebosado relleno de carne desmechada que te dejará enamorado. ¡Yum!

Parque del Chontaduro (Cr 5 # 34-00): en Cali hay que probar y comer chontaduro, fruta ancestral de nuestra palma y manjar de sólo quienes tenemos paladar fino (porque si no te gusta, vos no sabés nada)… En este parque, punto de partida de la Ruta del Chontaduro, sabios hombres y mujeres de nuestro Pacífico colombiano te preparan con amor este fruto, entero con sal y miel. Pero también lo podés pedir en jugo y, si estás de suerte, encontrarlo en otros establecimientos circundantes en versiones de mermelada, helado, postre ¡y hasta arepas!

Panadería Montecarlo (en la burbuja K8-28 de nuestro Centro Comercial Chipichape y también en la Avenida 6 #42N-18): con una historia de más de 60 años en el arte de la panadería, este local es famoso por su tierno pandebono, producto estrella de sus hornos y sinónimo de nuestra identidad. Acompáñalo con una tradicional avena caleña y sentite ya hijo de esta ciudad.

Pandebonitos (Avenida 6 bis norte # 28-57): es el visionario emprendimiento de un par de hermanos de ascendencia libano-caleña que se inventaron hacer mini-pandebonos. Con el cuento de que fueron tan creativos que luego trasladaron la receta de su masa de pandebonos a otros preparados que sirven en su exitoso local de Santa Mónica como sus waffles, su panadería, sus postres ¡y hasta sus pizzas! Son fabricantes y también podés comprar sus productos congelados para llevar.

Panadería El Molino (Avenida 6AN # 26N-11 y en nuestro Centro Comercial Chipichape): vienen haciendo panes desde 1896, y cuentan con varias sucursales en la ciudad, lo que los convierte en un clásico de la panadería valluna. Pero aparte de hornear exquisitos productos locales de enorme arraigo, también producen pastelería estupenda como su colomba de pascua, rollos de canela, mojicones, panes daneses, sus pasteles y cañitas de limón, sus tortas de naranja y zanahoria… Si ves que el local está repleto, ve a la Panadería Kuty (Avenida 6N #27-03), que es tan buena como ésta y queda a sólo 2 cuadritas de distancia.

Empanadas de Niko (Calle 30 Norte #4N-35): todos sus productos son 100% de maíz, con masa realizada directo del grano. Y por ello es que quienes acuden a este lugar quedan encantados con la crocancia de sus empanadas, porque es que además de crujientes vienen acompañadas de unos ajíes que te invitan a devorar más y más. Igual de adictivas son sus arepas de huevo y tostadas, por lo que te prevenimos: no nos hacemos responsables de ninguna dieta.

Las Quintas de Don Simón (Av 6 # 42-116): es un local esquinero que de primeras parece un restaurante de asados hasta que mirás que también son panadería . Y allí es cuando se pone interesante, porque es que además de tentadoras picadas vallunas, y frescas almojábanas y suaves pandebonos, ofrecen también fritos imposibles de ignorar como sus llamativos buñuelos, aborrajados, marranitas y empanadas. Lindo verlos en el mostrador bien ordenaditos y recién saliditos del calor, pero es más bonito aún morderlos, engullirlos y disfrutarlos.

Manjar del Valle (Carrera 1 #52-05): esto es para los golosos que no pueden vivir sin el postre.  Porque es que esta marca produce los mejores dulces típicos de nuestro Valle del Cauca y en sus diversos puntos de venta podés abastecerte de rico manjar blanco, cortado de leche, brevas rellenas y mecatos diversos. Como vienen listos para llevar, te los podés comer en la privacidad de tu habitación o llevarle bien empacadito a quien desees regalarle de vuelta a tu hogar.

La Zarzuela (Av. 6D 36N – 18): nuestro restaurante dentro del Hotel Spiwak Chipichape. Aunque manejamos una amplia carta de platos principales que fusionan técnicas de cocina mediterránea con ingredientes y recetas de inspiración regional, mantenemos la fidelidad de ciertos preparados como nuestras entradas de origen vallecaucano, entre las que destacan nuestra picada valluna y nuestras empanadas de camarón, perfectas para compartir con amigos en un día como hoy.

Volver al menú

En el barrio Granada

Amarily Restaurante (Avenida 9 Norte #20-40): su bella propietaria, oriunda de Bahía Málaga, le imprime a este local todos los sabores originales del Pacífico. Y por ello es que, sea para sentarse a consumir por lo grande o para merendar durante el tardeo, hemos incluido este lugar por lo sexy que son sus entradas y bebidas, muchas en las que el chontaduro es protagonista: chips, cocadas, tortas, y hasta un mojito de este singular fruto que podés elegir para cerrar una jornada muy especial.

El Ringlete (Calle 15a Norte #9N-31): una casona antigua en el barrio Granada que ofrece preparados de antología a la manera de nuestras abuelas, por lo que es punto de referencia de nuestra gastronomía. Manejan unas entradas estupendas en las que por supuesto no faltan los fritos de nuestra región, hechos al momento. Pero aquí te invitamos a no perderte el pastelito de yuca relleno con guiso de cola y, muy en especial, el bofe de Tomás. De este último no nos pongás esa cara: te llevarás una muy sorprendente y agradable sorpresa que cambiará tu opinión sobre este corte injustamente despreciado.

Pacífico (Avenida 9 N # 12N-18): otro de esos lugares que son un indispensable de nuestra cocina regional y tributo al océano que baña las costas de nuestro departamento. Aquí es imperativo probar la empanada de piangua, el aborrajado de pescado ahumado, el buñuelo de jaiba y los repingachos que se sirven con una salsa de ají de tamarindo que es la gloria. No olvidés pedir un sorbete de badea o de borojó, y ya que estás ahí, te sugerimos darte una paseadita por la carta de postres. No te la vamos a adelantar.

Platillos Voladores (Avenida 3 N #7-19): como con los anteriores ejemplos, el restaurante más celebrado de la ciudad no debería figurar en una guía de la mejor comida rápida de Cali. Pero es que sus rollitos de chontaduro, de camarón y cangrejo con mermelada de ají y la carantanta con salsa de maní son de esas apasionantes entradas que uno devora a la velocidad de la luz, razón suficiente para figurar en este repertorio. Los más autóctonos ingredientes del suroccidente colombiano se conjugan para ofrecerte las creaciones más sublimes de nuestra cocina… No es una opción para chichipatos y requiere de reserva porque este local vive full, pero siempre valdrá la pena.

Champús de Lola (Avenida 2 Norte, Local 1-130): en la Plazoleta Jairo Varela, frente a la Alcaldía de Cali, es gozoso deber pedir el champú de doña Lola Carabalí, abuela de Ana Ruth y Noralba quienes son las encargadas de este pequeño pero muy popular negocio. La receta de este tradicional refresco especiado de maíz, piña y lulo tiene en manos de las hermanas Carabalí uno de los mejores ejemplos de esta bebida que podés degustar en toda la ciudad.

Volver al menú
Rollitos de chontaduro
https://platillosvoladores.com/
Rollitos de chontaduro de Platillos Voladores
Champús del Valle
https://pbs.twimg.com/media/FHEgCFgXsAMQv9L?format=jpg&name=large
Champús
Frituras vallunas de Obelisco
https://www.instagram.com/obeliscodeli/?hl=en
Frituras vallunas de Obelisco
Ravioli de Chontaduro
https://www.elescudo.co/la-sanducheria-del-escudo
Ravioli de Chontaduro de La Sanduchería del Escudo

En el barrio El Peñón

Obelisco (Avenida Colombia N. 4 Oeste – 49, y también en la burbuja K8-30 de nuestro Centro Comercial Chipichape): así como vas a ver nuestro hermoso Gato de Hernando Tejada, tenés que pasar también a comer empanaditas en este lugar, justo al frente o mejor dicho en la ribera contraria del Río Cali… Y debés ensayar todas las frituras que allí se preparan, desde la marranita, pasando por el aborrajado hasta el pastel de yuca. Y por supuesto terminar con una de sus famosas y sustanciosas luladas para sentir que viviste la verdadera experiencia caleña. Muy recomendado.

Saludando (Calle 3 Oeste #3A-18): es un bonito restaurante orientado a hacer cocina artesanal saludable, apta para diabéticos, vegetarianos, veganos e intolerantes al gluten, aunque también para omnívoros…. Para todos sus preparados usan ingredientes que sólo se cultivan en nuestra región. Y por ello uno de sus remontados, que hacen con una funcional arepa de chontaduro (de un muy original proveedor  de nuestra capital llamado Chonta Arepa), es la alternativa ideal para reponer fuerzas de forma sana, con un alimento que aporta un gran valor energético y que es curiosamente hecho con este fruto tan típico de nuestro sur colombiano.

La Sanduchería del Escudo (Calle 4 Oeste #3-46): luego de dos años de ausencia por la pandemia, esta magnífica propuesta (hermana de otro grande de la restauración vallecaucana llamado El Escudo) acaba de reabrir muy felizmente sus puertas en El Peñón para traerte unos regios sandwiches que no verás en otro sitio.  La añorada chef María Claudia Zarama, siempre fiel a su filosofía de trabajo con inspiración en lo local y evocaciones de la ancestralidad, nos trae ahora creaciones como su hamburguesa Belén de Docampadó, de inspiración chocoana; o su sándwich criollo, o sus raviolis de chontaduro… Démosle la bienvenida de vuelta a esta ave fénix y apoyémosla, porque tardear bien en su local está garantizado.

Domingo Mercado de Vereda (Calle 4 Oeste #3A-50): es una exquisita tienda y restaurante, que hace culinaria colombiana artesanal y cocina de mercado en un espacio bellamente surtido con productos locales campesinos y con las excitantes creaciones de Catalina Velez. En este lugar todo es bueno: lo salado y lo dulce, lo líquido y lo sólido, lo que se consume acá y lo que es para llevar… Y en este sentido muy especiales son los postres de esta gran chef como el merengón de guanábana, la Chocolate Devil’s Cake con naranja y jengibre, la torta de pandebono con jalea de guayaba, el granizado de borojó, el sorbete de copoazú, en fin… Para que cedás a la tentación de probar alguno.

Turk House (Calle 1 Oeste 2-62): cierto que este no es un establecimiento de cocina colombiana sino de inspiración medioriental. Pero como un emprendimiento caleño de fast food estilo Nueva York, lo recomendamos no por su precio asequible sino por los gratos sabores y colores de sus preparaciones. Y muy en particular: por unas croquetas de queso con ají de tamarillo que son para morir feliz… Y ya que estás en la zona, pues por tu conveniencia…

Volver al menú

En el barrio San Antonio

 

Tertuliadero La Colina (Calle 1 #48-83): esta es la historia de una modesta casa de barrio, que pasó de ser un pequeño estanco de abarrotes a uno de los sitios más emblemáticos y venerados de la noche caleña… Porque esta tienda, que en este 2022 cumple 80 años, es el punto de encuentro de estudiantes, artistas, profesores y bohemia que van por un buen rato de relajación, tertulia, charlas y risas. Todo esto en una dinámica de empanadas y cervezas que se sirven sin parar en sus mesas siempre repletas, y en el marco de un ambiente lleno de nostalgia, objetos curiosos, antigüedades y alegrías acompasadas por el bravo son de la salsa vieja.

Mazorcas en San Antonio (Carrera 4C #2A-86): no hay nada más colombiano que comer un chócolo asado al carbón en la calle. Pero no hay nada más caleño que morder esta mazorca carbonizada y confirmar con placer que ésta sea de grano maíz dulce, amarillo y tierno cultivado en la región, a diferencia de los que comprás en los puestos de otros departamentos del país, que manejan otras variedades de esta noble gramínea. En el Parque de San Antonio, frente a la iglesia, tenderos ambulantes te los venden para tu consumo en el lugar, mientras contemplás desde esta loma el perfil urbano de nuestra ciudad.

El Zaguán de San Antonio (Carrera 12 #1-29): en una casa colonial hermosa se encuentra este negocio que destaca no sólo por la belleza de su instalación, sino por innumerables fotografías y autógrafos de celebridades nacionales e internacionales que han visitado este lugar y que honrosamente adornan sus paredes, como aquel retrato y firma del mismísimo Anthony Bourdain. Es el sitio para pasar la tarde en su terraza con vista, comiendo sus deliciosas puerquitas y aborrajados en buena compañía.

Oiga Mire Vea (Carrera 10 #1-30): un local donde tampoco faltan los fritos típicos como papas rellenas, marranitas, aborrajados, pasteles de yuca y empanadas rellenas de pura carne desmechada. Degustaciones que podés acompañar de luladas con o sin leche condensada, cervezas regionales, bebidas diversas y otros platos, como hamburguesas, salchipapas, alitas y costillas en caso de que no te le apuntés al tradicional bofe del Valle o la típica picada de nuestra región.

J&J Fritanga (Carrera 10 #3-13): es otro de esos clásicos que bien sirven para darse un banquete valluno, o para picar en una tardeada rápida con amigos. Fundado por la familia Otero Llanos (la misma que en este artículo citamos como una de las grandes rescatistas de la tradición de macetas), este restaurante es uno de esos lugares de indudable tradición en Cali para comer sus famosos chunchulos, entre otras frituras.

Volver al menú
Tertuliadero La Colina
https://www.instagram.com/la.colina.tertuliadero/?hl=en
Tertuliadero La Colina
Iglesia del Parque San Antonio
https://elturismoencolombia.com
Iglesia de San Antonio
Mazorcas en el Parque San Antonio
https://i0.wp.com/canalrmc.com/wp-content/uploads/2018/07/venteramazorca.jpg?fit=1280%2C924&ssl=1
Mazorcas en el Parque San Antonio
Anthony Bourdain en el Zaguán de San Antonio
https://www.elpais.com.co
Anthony Bourdain en el Zaguán de San Antonio
Basilia Murillo
https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/semana/VWD4QL33HJDOVAX5CVBIPK5U6I.jpg
Basilia Murillo
Chuleta valluna de Apolo Restaurante
https://www.apolorestaurantes.com/wordpress/
Chuleta valluna de Apolo Restaurante

En el barrio La Alameda

Basilia (Calle8 #23C-17, piso 2): en el corazón de la plaza de mercado Galería Alameda se encuentra este monumental y muy premiado comedero regentado por Basilia Murillo, embajadora de la cocina del Pacífico. La carta completa de este comedor popular es estupenda pero, si es para picar, te recomendamos probés las empanaditas de jaiba, piangua y camarón, el pastel chocoano y los clásicos sancochos que este lugar ofrece. Y si no te toca conducir, animarte con alguno de los licores ancestrales a base de viche que este sitio tiene para ambos curiosos y aficionados.

La Caleñita (Carrera 24 #8-53): una tienda de bellas artesanías regionales que por dentro esconde una discreta barra muy especial llamada Café Mimelao, con fritanga rica y un champú que nos dicen es de otro planeta.

La Casa del Pandeyuca (Calle 5° N° 23B – 40): el templo de la panadería caleña ubicado en la avenida Roosevelt y como su nombre lo indica, con un pan de yuca que le hace justo merecedor de ese apelativo. Aunque es un título bastante disputado con otros muy honorables rivales que también hacen vida en esta zona, como la panadería Surtipanes (Carrera 23D #9-52), la Panadería Paola (Calle 5 #24C 6) y la otra Panadería Paola (Av. Roosevelt #29-42) que es tan buena como su tocaya.

Apolo Restaurante (Carrera 15 #8-37): en 1962, Fernando Home, primer jugador colombiano en meterle dos goles a la selección del Brasil en los preolímpicos de Roma, abandona su prometedora carrera en el calcio para invertir en el cenadero de sus tíos Flora y Luis Carlos… Sus admiradores, atraídos por el logro y la curiosidad hacia esta joven estrella ante este cambio de vida tan radical, comienzan a llenar las mesas de este local que nació en 1959 y que desde entonces sirve frituras típicas y la original chuleta valluna de lomo, muy recomendada por todos los caleños.

Pedro Junior (Calle 8 #23A-67): así como la legendaria Maura de Caldas fue la pionera de la cocina de mar en este sector de la ciudad, el tío del gerente de este lugar, don Pedro, fue el primero en vender ceviches en las afueras del Mercadeo de la Alameda… Ya no un puesto ambulante sino un local de 2 pisos, con decenas de empleados y hasta música en vivo, es el lugar al que muchos van por sus cocteles de mariscos y muy en especial: su sancocho de pescado, todo un referente en Cali y santo remedio para los guayabos de fin de semana.

Volver al menú

En las Canchas Panamericanas

El Oasis (Calle 9 # 36ABis – 38): todo lo que comprende la paralela de la calle 9 y la avenida Joaquín Botero Sinisterra (márgenes del complejo deportivo Canchas Panamericanas), es zona de provisión de los típicos cholados de Jamundí: refresco de hielo granizado con baño de sorbetes, frutas picadas, y rocío de cuantos ingredientes querás, desde chispas de caramelo hasta queso… Pero este mítico local, que nació como uno de los tantos carritos que verás afuera en la calle, es el primero de esos sitios que con absoluta confianza recomendamos para aplacar el calor con este frío postre de nuestra tierra… Ya para una experiencia más callejera, están los puestos ambulantes como El Cacique, La India, El Paraíso, Los Niches, Caliche, entre tantos otros de costumbre.

El Bochinche (Carrera 37 #8-56): si en esta zona te sorprende el antojo de merendar otra cosa o simplemente comer, una excelente alternativa es ir a este local en el que la chuleta de cerdo es otro de esos rasgos gastronómicos que celebran nuestra identidad caleña desde 1958. Crujiente por fuera y jugosa por dentro, es un plato valluno que estamos seguros disfrutarás.

Volver al menú
Cholados de Jamundí
https://calicreativa.com/pa-que-te-antojes-de-choladito/
Cholados de Jamundí
Nostalgias de El Bochinche
https://www.facebook.com/elbochincheoriginal/
Foto antigua de El Bochinche

Sin más, esperamos que esta guía te sea de provecho para disfrutar de aquellos sitios con los mejores sabores de nuestra ciudad en buena compañía.

¡Feliz día de Cali!

Hoteles Spiwak: tu más segura opción de alojamiento vacacional y corporativo en Cali. En el Centro Comercial Chipichape, ubicado en la Zona Rosa de nuestra ciudad, a 5 minutos del distrito gastronómico Granada. 493 suites, parqueadero y 12 salones para eventos sociales y empresariales. ¡Somos el complejo hotelero más grande del Valle del Cauca!

3 aspects on why the Women’s Copa America is held in Cali

¡Mirá vé! Hoy lunes 25 de julio es el 486 aniversario de la fundación de nuestra Sucursal del Cielo. Y qué mejor manera de celebrarlo que salir a nuestras calles a recordar la mezcla de culturas que somos,  saboreando lo más característico de la comida rápida popular y tradicional valluna con este pequeño índice que hemos preparado para vos.
Si sos nuevo en nuestra ciudad o la conocés poco aún, esta selección de lugares te será útil. Para que, en tu recorrido turístico o de negocios por nuestra capital del Valle, aprovechés la oportunidad de probar, mecatear y maravillarte en estos establecimientos típicos de Cali que estamos seguros te gustarán (algunos conocidos y otros no tanto).
En algunos casos, te decimos además qué es lo que no te podés perder en ciertas vías para que ensayés también la mejor comida callejera de Cali, en un tour sólo apto para aventureros boquisabrosos.
Hemos clasificado estas recomendaciones por sectores de la ciudad, para que dependiendo de dónde te encontrés o hacia dónde te desplacés, consultés los enlaces abajo activados que te interesen, y así vayás enterado no sólo de lo que podés encontrar en la zona sino que también conozcás las distancias respecto a nuestros Hoteles Spiwak.
Haz click en las direcciones señaladas para navegar en las rutas de llegada y sepás exactamente dónde comer en Cali.
En el norte de Cali
En el barrio Granada
En el barrio El Peñón
En el barrio San Antonio
En el barrio La Alameda
En las Canchas Panamericanas
Marranitas de La Estación del Trigo
https://www.facebook.com/laestacion.antojosvallunos/
Marranitas de La Estación del Trigo
Parque del Chontaduro
https://www.bienestarcolsanitas.com
Parque del Chontaduro
Pandebonitos
https://k-listo.com
Pandebonos
Tostadas de Niko
https://www.facebook.com/Empanadas-de-NIKO-280456499430546/
Tostadas vallunas
Manjar del Valle
https://www.manjardelvallecali.com/
Manjar del Valle

En el norte de Cali

La Estación del Trigo (Calle 47n #4bn-18): es el sitio por excelencia para tardear con amigos y ordenar las espectaculares frituras vallunas que le han convertido en un punto de referencia famoso. Sus deliciosas marranitas, aborrajados, papas rellenas y empanadas se fríen al momento y quedan buenísimas con cerveza Poker, la marca local de nuestra ciudad. Pero te recomendamos pedir también un frito imperdible en el menú de esta panadería: su magnífico pastel de yuca, un rebosado relleno de carne desmechada que te dejará enamorado. ¡Yum!

Parque del Chontaduro (Cr 5 # 34-00): en Cali hay que probar y comer chontaduro, fruta ancestral de nuestra palma y manjar de sólo quienes tenemos paladar fino (porque si no te gusta, vos no sabés nada)… En este parque, punto de partida de la Ruta del Chontaduro, sabios hombres y mujeres de nuestro Pacífico colombiano te preparan con amor este fruto, entero con sal y miel. Pero también lo puedes pedir en jugo y, si estás de suerte, lo puedes encontrar en otros establecimientos circundantes en versiones de mermelada, helado, postre ¡y hasta arepas!

Panadería Montecarlo (en la burbuja K8-28 de nuestro Centro Comercial Chipichape y también en la Avenida 6 #42N-18): con una historia de más de 60 años en el arte de la panadería, este local es famoso por su tierno pandebono, producto estrella de sus hornos y sinónimo de nuestra identidad. Acompáñalo con una tradicional avena caleña y sentite ya hijo de esta ciudad.

Pandebonitos (Avenida 6 bis norte # 28-57): es el visionario emprendimiento de un par de hermanos de ascendencia libano-caleña que se inventaron hacer mini-pandebonos. Con el cuento de que fueron tan creativos que luego trasladaron la receta de su masa de pandebonos a otros preparados que sirven en su exitoso local de Santa Mónica como sus waffles, su panadería, sus postres ¡y hasta sus pizzas! Son fabricantes y también podés comprar sus productos congelados para llevar.

Panadería El Molino (Avenida 6AN # 26N-11 y en nuestro Centro Comercial Chipichape): vienen haciendo panes desde 1896 (sí, ¡ya van para 126 años!), y cuentan con varias sucursales en la ciudad, lo que los convierte en un clásico de la panadería valluna. Pero aparte de hornear exquisitos productos locales de enorme arraigo, también producen pastelería estupenda como su colomba de pascua, rollos de canela, mojicones, panes daneses, sus pasteles y cañitas de limón, sus tortas de naranja y zanahoria… Si ves que el local está repleto, ve a la Panadería Kuty (Avenida 6N #27-03), que es tan buena como ésta y queda a sólo 2 cuadritas de distancia.

Empanadas de Niko (Calle 30 Norte #4N-35): todos sus productos son 100% de maíz, con masa realizada directo del grano. Y por ello es que quienes acuden a este lugar quedan encantados con la crocancia de sus empanadas, porque es que además de crujientes vienen acompañadas de unos ajíes que te invitan a devorar más y más. Igual de adictivas son sus arepas de huevo y tostadas, por lo que te prevenimos: no nos hacemos responsables de ninguna dieta.

Las Quintas de Don Simón (Av 6 # 42-116): es un local esquinero que de primeras parece un restaurante de asados hasta que mirás que también son panadería . Y allí es cuando se pone interesante, porque es que además de tentadoras picadas vallunas, y frescas almojábanas y suaves pandebonos, ofrecen también fritos imposibles de ignorar como sus llamativos buñuelos, aborrajados, marranitas y empanadas. Lindo verlos en el mostrador bien ordenaditos y recién saliditos del calor, pero es más bonito aún morderlos, engullirlos y disfrutarlos.

Manjar del Valle (Carrera 1 #52-05): esto es para los golosos que no pueden vivir sin el postre.  Porque es que esta marca produce los mejores dulces típicos de nuestro Valle del Cauca y en sus diversos puntos de venta podés abastecerte de rico manjar blanco, cortado de leche, brevas rellenas y mecatos diversos. Como vienen listos para llevar, te los podés comer en la privacidad de tu habitación o llevarle bien empacadito a quien desees regalarle de vuelta a tu hogar.

La Zarzuela (Av. 6D 36N – 18): nuestro restaurante dentro del Hotel Spiwak Chipichape. Aunque manejamos una amplia carta de platos principales que fusionan técnicas de cocina mediterránea con ingredientes y recetas de inspiración regional, mantenemos la fidelidad de ciertos preparados como nuestras entradas de origen vallecaucano, entre las que destacan nuestra picada valluna y nuestras empanadas de camarón, perfectas para compartir con amigos en un día como hoy.

Volver al menú

En el barrio Granada

Amarily Restaurante (Avenida 9 Norte #20-40): su bella propietaria, oriunda de Bahía Málaga, le imprime a este local todos los sabores originales del Pacífico. Y por ello es que, sea para sentarse a consumir por lo grande o para merendar durante el tardeo, hemos incluido este lugar por lo sexy que son sus entradas y bebidas, muchas en las que el chontaduro es protagonista: chips, cocadas, tortas, y hasta un mojito de este singular fruto que podés elegir para cerrar una jornada muy especial.

El Ringlete (Calle 15a Norte #9N-31): una casona antigua en el barrio Granada que ofrece preparados de antología a la manera de nuestras abuelas, por lo que es punto de referencia de nuestra gastronomía. Manejan unas entradas estupendas en las que por supuesto no faltan los fritos de nuestra región, hechos al momento. Pero aquí te invitamos a no perderte el pastelito de yuca relleno con guiso de cola y, muy en especial, el bofe de Tomás. De este último no nos pongás esa cara: te llevarás una muy sorprendente y agradable sorpresa que cambiará tu opinión sobre este corte injustamente despreciado.

Pacífico (Avenida 9 N # 12N-18): otro de esos lugares que son un indispensable de nuestra cocina regional y tributo al océano que baña las costas de nuestro departamento. Aquí es imperativo probar la empanada de piangua, el aborrajado de pescado ahumado, el buñuelo de jaiba y los repingachos que se sirven con una salsa de ají de tamarindo que es la gloria. No olvidés pedir un sorbete de badea o de borojó, y ya que estás ahí, te sugerimos darte una paseadita por la carta de postres. No te la vamos a adelantar.

Platillos Voladores (Avenida 3 N #7-19): como con los anteriores ejemplos, el restaurante más celebrado de la ciudad no debería figurar en una guía de la mejor comida rápida de Cali. Pero es que sus rollitos de chontaduro, de camarón y cangrejo con mermelada de ají y la carantanta con salsa de maní son de esas apasionantes entradas que uno devora a la velocidad de la luz, razón suficiente para figurar en este repertorio. Los más autóctonos ingredientes del suroccidente colombiano se conjugan para ofrecerte las creaciones más sublimes de nuestra cocina… No es una opción para chichipatos y requiere de reserva porque este local vive full, pero siempre valdrá la pena.

Champús de Lola (Avenida 2 Norte, Local 1-130): en la Plazoleta Jairo Varela, frente a la Alcaldía de Cali, es gozoso deber pedir el champú de doña Lola Carabalí, abuela de Ana Ruth y Noralba quienes son las encargadas de este pequeño pero muy popular negocio. La receta de este tradicional refresco especiado de maíz, piña y lulo tiene en manos de las hermanas Carabalí uno de los mejores ejemplos de esta bebida que podés degustar en toda la ciudad.

Volver al menú
Rollitos de chontaduro
https://platillosvoladores.com/
Rollitos de chontaduro de Platillos Voladores
Champús del Valle
https://pbs.twimg.com/media/FHEgCFgXsAMQv9L?format=jpg&name=large
Champús
Frituras vallunas de Obelisco
https://www.instagram.com/obeliscodeli/?hl=en
Frituras vallunas de Obelisco
Ravioli de Chontaduro
https://www.elescudo.co/la-sanducheria-del-escudo
Ravioli de Chontaduro de La Sanduchería del Escudo

En el barrio El Peñón

Obelisco (Avenida Colombia N. 4 Oeste – 49, y también en la burbuja K8-30 de nuestro Centro Comercial Chipichape): así como vas a ver nuestro hermoso Gato de Hernando Tejada, tenés que pasar también a comer empanaditas en este lugar, justo al frente o mejor dicho en la ribera contraria del Río Cali… Y debés ensayar todas las frituras que allí se preparan, desde la marranita, pasando por el aborrajado hasta el pastel de yuca. Y por supuesto terminar con una de sus famosas y sustanciosas luladas para sentir que viviste la verdadera experiencia caleña. Muy recomendado.

Saludando (Calle 3 Oeste #3A-18): es un bonito restaurante orientado a hacer cocina artesanal saludable, apta para diabéticos, vegetarianos, veganos e intolerantes al gluten, aunque también para omnívoros…. Para todos sus preparados usan ingredientes que sólo se cultivan en nuestra región. Y por ello uno de sus remontados, que hacen con una funcional arepa de chontaduro (de un muy original proveedor  de nuestra capital llamado Chonta Arepa), es la alternativa ideal para reponer fuerzas de forma sana, con un alimento que aporta un gran valor energético y que es curiosamente hecho con este fruto tan típico de nuestro sur colombiano.

La Sanduchería del Escudo (Calle 4 Oeste #3-46): luego de dos años de ausencia por la pandemia, esta magnífica propuesta (hermana de otro grande de la restauración vallecaucana llamado El Escudo) acaba de reabrir muy felizmente sus puertas en El Peñón para traerte unos regios sandwiches que no verás en otro sitio.  La añorada chef María Claudia Zarama, siempre fiel a su filosofía de trabajo con inspiración en lo local y evocaciones de la ancestralidad, nos trae ahora creaciones como su hamburguesa Belén de Docampadó, de inspiración chocoana; o su sándwich criollo, o sus raviolis de chontaduro… Démosle la bienvenida de vuelta a esta ave fénix y apoyémosla, porque tardear bien en su local está garantizado.

Domingo Mercado de Vereda (Calle 4 Oeste #3A-50): es una exquisita tienda y restaurante, que hace culinaria colombiana artesanal y cocina de mercado en un espacio bellamente surtido con productos locales campesinos y con las excitantes creaciones de Catalina Velez. En este lugar todo es bueno: lo salado y lo dulce, lo líquido y lo sólido, lo que se consume acá y lo que es para llevar… Y en este sentido muy especiales son los postres de esta gran chef como el merengón de guanábana, la Chocolate Devil’s Cake con naranja y jengibre, la torta de pandebono con jalea de guayaba, el granizado de borojó, el sorbete de copoazú, en fin… Para que cedás a la tentación de probar alguno.

Turk House (Calle 1 Oeste 2-62): cierto que este no es un establecimiento de cocina colombiana sino de inspiración medioriental. Pero como un emprendimiento caleño de fast food estilo Nueva York, lo recomendamos no por su precio asequible sino por los gratos sabores y colores de sus preparaciones. Y muy en particular: por unas croquetas de queso con ají de tamarillo que son para morir feliz… Y ya que estás en la zona, pues por tu conveniencia…

Volver al menú

En el barrio San Antonio

 

Tertuliadero La Colina (Calle 1 #48-83): esta es la historia de una modesta casa de barrio, que pasó de ser un pequeño estanco de abarrotes a uno de los sitios más emblemáticos y venerados de la noche caleña… Porque esta tienda, que en este 2022 cumple 80 años, es el punto de encuentro de estudiantes, artistas, profesores y bohemia que van por un buen rato de relajación, tertulia, charlas y risas. Todo esto en una dinámica de empanadas y cervezas que se sirven sin parar en sus mesas siempre repletas, y en el marco de un ambiente lleno de nostalgia, objetos curiosos, antigüedades y alegrías acompasadas por el bravo son de la salsa vieja.

Mazorcas en San Antonio (Carrera 4C #2A-86): no hay nada más colombiano que comer un chócolo asado al carbón en la calle. Pero no hay nada más caleño que morder esta mazorca carbonizada y confirmar con placer que ésta sea de grano maíz dulce, amarillo y tierno cultivado en la región, a diferencia de los que comprás en los puestos de otros departamentos del país, que manejan otras variedades de esta noble gramínea. En el Parque de San Antonio, frente a la iglesia, tenderos ambulantes te los venden para tu consumo en el lugar, mientras contemplás desde esta loma el perfil urbano de nuestra ciudad.

El Zaguán de San Antonio (Carrera 12 #1-29): en una casa colonial hermosa se encuentra este negocio que destaca no sólo por la belleza de su instalación, sino por innumerables fotografías y autógrafos de celebridades nacionales e internacionales que han visitado este lugar y que honrosamente adornan sus paredes, como aquel retrato y firma del mismísimo Anthony Bourdain. Es el sitio para pasar la tarde en su terraza con vista, comiendo sus deliciosas puerquitas y aborrajados en buena compañía.

Oiga Mire Vea (Carrera 10 #1-30): un local donde tampoco faltan los fritos típicos como papas rellenas, marranitas, aborrajados, pasteles de yuca y empanadas rellenas de pura carne desmechada. Degustaciones que podés acompañar de luladas con o sin leche condensada, cervezas regionales, bebidas diversas y otros platos, como hamburguesas, salchipapas, alitas y costillas en caso de que no te le apuntés al tradicional bofe del Valle o la típica picada de nuestra región.

J&J Fritanga (Carrera 10 #3-13): es otro de esos clásicos que bien sirven para darse un banquete valluno, o para picar en una tardeada rápida con amigos. Fundado por la familia Otero Llanos (la misma que en este artículo citamos como una de las grandes rescatistas de la tradición de macetas), este restaurante es uno de esos lugares de indudable tradición en Cali para comer sus famosos chunchulos, entre otras frituras.

Volver al menú
Tertuliadero La Colina
https://www.instagram.com/la.colina.tertuliadero/?hl=en
Tertuliadero La Colina
Iglesia del Parque San Antonio
https://elturismoencolombia.com
Iglesia de San Antonio
Mazorcas en el Parque San Antonio
https://i0.wp.com/canalrmc.com/wp-content/uploads/2018/07/venteramazorca.jpg?fit=1280%2C924&ssl=1
Mazorcas en el Parque San Antonio
Anthony Bourdain en el Zaguán de San Antonio
https://www.elpais.com.co
Anthony Bourdain en el Zaguán de San Antonio
Basilia Murillo
https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/semana/VWD4QL33HJDOVAX5CVBIPK5U6I.jpg
Basilia Murillo
Chuleta valluna de Apolo Restaurante
https://www.apolorestaurantes.com/wordpress/
Chuleta valluna de Apolo Restaurante

En el barrio La Alameda

Basilia (Calle8 #23C-17, piso 2): en el corazón de la plaza de mercado Galería Alameda se encuentra este monumental y muy premiado comedero regentado por Basilia Murillo, embajadora de la cocina del Pacífico. La carta completa de este comedor popular es estupenda pero, si es para picar, te recomendamos probés las empanaditas de jaiba, piangua y camarón, el pastel chocoano y los clásicos sancochos que este lugar ofrece. Y si no te toca conducir, animarte con alguno de los licores ancestrales a base de viche que este sitio tiene para ambos curiosos y aficionados.

La Caleñita (Carrera 24 #8-53): una tienda de bellas artesanías regionales que por dentro esconde una discreta barra muy especial llamada Café Mimelao, con fritanga rica y un champú que nos dicen es de otro planeta.

La Casa del Pandeyuca (Calle 5° N° 23B – 40): el templo de la panadería caleña ubicado en la avenida Roosevelt y como su nombre lo indica, con un pan de yuca que le hace justo merecedor de ese apelativo. Aunque es un título bastante disputado con otros muy honorables rivales que también hacen vida en esta zona, como la panadería Surtipanes (Carrera 23D #9-52), la Panadería Paola (Calle 5 #24C 6) y la otra Panadería Paola (Av. Roosevelt #29-42) que es tan buena como su tocaya.

Apolo Restaurante (Carrera 15 #8-37): en 1962, Fernando Home, primer jugador colombiano en meterle dos goles a la selección del Brasil en los preolímpicos de Roma, abandona su prometedora carrera en el calcio para invertir en el cenadero de sus tíos Flora y Luis Carlos… Sus admiradores, atraídos por el logro y la curiosidad hacia esta joven estrella ante este cambio de vida tan radical, comienzan a llenar las mesas de este local que nació en 1959 y que desde entonces sirve frituras típicas y la original chuleta valluna de lomo, muy recomendada por todos los caleños.

Pedro Junior (Calle 8 #23A-67): así como la legendaria Maura de Caldas fue la pionera de la cocina de mar en este sector de la ciudad, el tío del gerente de este lugar, don Pedro, fue el primero en vender ceviches en las afueras del Mercadeo de la Alameda… Ya no un puesto ambulante sino un local de 2 pisos, con decenas de empleados y hasta música en vivo, es el lugar al que muchos van por sus cocteles de mariscos y muy en especial: su sancocho de pescado, todo un referente en Cali y santo remedio para los guayabos de fin de semana.

Volver al menú

En las Canchas Panamericanas

El Oasis (Calle 9 # 36ABis – 38): todo lo que comprende la paralela de la calle 9 y la avenida Joaquín Botero Sinisterra (márgenes del complejo deportivo Canchas Panamericanas), es zona de provisión de los típicos cholados de Jamundí: refresco de hielo granizado con baño de sorbetes, frutas picadas, y rocío de cuantos ingredientes querás, desde chispas de caramelo hasta queso… Pero este mítico local, que nació como uno de los tantos carritos que verás afuera en la calle, es el primero de esos sitios que con absoluta confianza recomendamos para aplacar el calor con este frío postre de nuestra tierra… Ya para una experiencia más callejera, están los puestos ambulantes como El Cacique, La India, El Paraíso, Los Niches, Caliche, entre tantos otros de costumbre.

El Bochinche (Carrera 37 #8-56): si en esta zona te sorprende el antojo de merendar otra cosa o simplemente comer, una excelente alternativa es ir a este local en el que la chuleta de cerdo es otro de esos rasgos gastronómicos que celebran nuestra identidad caleña desde 1958. Crujiente por fuera y jugosa por dentro, es un plato valluno que estamos seguros disfrutarás.

Volver al menú
Cholados de Jamundí
https://calicreativa.com/pa-que-te-antojes-de-choladito/
Cholados de Jamundí
Nostalgias de El Bochinche
https://www.facebook.com/elbochincheoriginal/
Foto antigua de El Bochinche

Sin más, esperamos que esta guía te sea de provecho para disfrutar de los sitios donde  puedes experimentar los mejores sabores de nuestra ciudad en buena compañía.

¡Feliz día de Cali!

Hoteles Spiwak: tu más segura opción de alojamiento vacacional y corporativo en Cali. En el Centro Comercial Chipichape, ubicado en la Zona Rosa de Cali, a 5 minutos del distrito gastronómico Granada. 493 suites, parqueadero y 12 salones para eventos sociales y empresariales. ¡Somos el complejo hotelero más grande del Valle del Cauca!

Menú
×